Home Ciencia y Tecnologia
Category

Ciencia y Tecnologia

Dibujo del prototipo X-57 Maxwell que desarrolla la NASA Credit NASA Langley/Advanced Concepts Lab, AMA, Inc.

Un avión experimental construido por la NASA podría hacer que la aviación alimentada por electricidad deje de ser una curiosidad técnica, o un sueño imposible, y se convierta en algo comercialmente viable para las aeronaves pequeñas.

Dibujo del prototipo X-57 Maxwell que desarrolla la NASA Credit NASA Langley/Advanced Concepts Lab, AMA, Inc.

Dibujo del prototipo X-57 Maxwell que desarrolla la NASA Credit NASA Langley/Advanced Concepts Lab, AMA, Inc.

Un avión experimental construido por la NASA podría hacer que la aviación alimentada por electricidad deje de ser una curiosidad técnica, o un sueño imposible, y se convierta en algo comercialmente viable para las aeronaves pequeñas.

El viernes pasado, en una conferencia del American Institute of Aeronautics and Astronautics en Washington, Charles Bolden Jr., el administrador de la NASA, anunció planes para construir un avión totalmente eléctrico llamado el X-57, como parte de los esfuerzos de la agencia por hacer que la aviación sea más eficiente y menos contaminante.

Los pasos que ha dado la NASA no se traducirán en aviones comerciales que vayan de un país a otro, pero la agencia espera que la tecnología pueda incorporarse en aviones más pequeños, de uso común y de pasajeros, dentro de algunos años. El X-57 se parecerá más a un Cessna, a diferencia de algunos de los primeros aviones de la NASA, futuristas y elegantes. Su velocidad podría alcanzar los 281 km/h. Sin embargo, sus alas serán únicas… mucho más delgadas de lo habitual y con 14 motores incorporados.

“El problema con el diseño tradicional de aeronaves es que debes dimensionar las alas para tener velocidades seguras de despegue y aterrizaje, de tal manera que el ala tiende a ser más grande de lo que se necesita para la navegación de crucero”, dijo Sean Clarke, uno de los investigadores principales para el proyecto en el Armstrong Flight Research Center de la NASA en Edwards, California.

Para el X-57, los investigadores de la NASA están diseñando alas más estrechas que son eficientes durante el vuelo de crucero y que funcionan mediante motores eléctricos de 60 kilovatios en las puntas de las alas, donde giran propulsores de un metro y medio de ancho.

Para los despegues y aterrizajes, 12 motores más pequeños de 9 kilovatios que alimentan dos propulsores de 60 centímetros de largo se activarán para expulsar aire adicional por encima de las alas y así generar la capacidad de despegue necesaria. Cuando el aeroplano esté volando, los propulsores más pequeños se pliegan de nuevo.

La NASA ya compró el aeroplano Tecnam P2006T de doble motor con cuatro asientos diseñado en Italia que transformará en el X-57. En la primera etapa, la NASA remplazará los motores alimentados por gasolina con otros eléctricos; el objetivo es realizar el despegue dentro de un año. Cambiar el ala tomará otro año o dos, estimó Clarke.

Sus 362 kilogramos de baterías remplazarán los dos asientos traseros y el asiento del copiloto se sustituirá por instrumentos; solo quedará espacio para el piloto. Puede estar en vuelo únicamente durante casi una hora.

24 junio, 2016
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
cafe

Miles de millones de tazas de café se toman diariamente en todo el mundo, pero a fin de cuentas ¿es una bebida beneficiosa o perjudicial para la salud?

cafe

El café es una bebida extremadamente popular en el mundo, con más de 1.500 millones de tazas bebidas cada día, con lo que ha sido objeto de numerosos estudios que pretenden descubrir si es sano o perjudicial para la salud. El punto de vista de la comunidad científica ha cambiado de un extremo al otro con el pasar de los años, pero ¿está zanjada la cuestión?

La OMS declara ‘inocente’ al café

Para el agrado de los amantes del café, el 15 de junio la OMS afirmó que el mismo no está clasificado como un agente carcinógeno, debido a que “no hay pruebas suficientes para sugerir que pueda causar cáncer”. Según la agencia, numerosos estudios en los últimos años no han mostrado vínculos entre el cáncer y el café e incluso han demostrado beneficios en la protección de ciertos tipos de cáncer.

El portal Slon recuerda que la popular bebida fue incluida en el grupo 2B ―es decir, posiblemente carcinogénica― en 1991. En aquel entonces, la agencia anunció que la bebida conducía al desarrollo de cáncer de vejiga.

Sin embargo, ahora los expertos explican que esa conclusión fue hecha sin tener en cuenta la prevalencia del tabaquismo entre los que toman café, sostiene el medio. Asimismo se estableció que, por el contrario, el consumo de café reduciría el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio e hígado, aunque la agencia señala que podría haber otros factores detrás de ese fenómeno.

Entonces, ¿qué queda como saldo a la luz del reciente informe de la OMS? “Resulta que no podemos decir que el café cause cáncer o, al contrario, que proteja del mismo”, observa el rotativo.

Estudios que apuntan a los efectos curativos del café

Al mismo tiempo, varios estudios publicados en los últimos años sugieren que el café es una bebida con efectos curativos, destaca Slon. Aquí el medio cita, por ejemplo, a los investigadores del Instituto Oncológico Dana-Farber de Boston (EE.UU.) que declararon el año pasado que el consumo de al menos cuatro tazas de café al día reduce el riesgo de recurrencia y muerte en pacientes que se encuentran en la tercera etapa de cáncer de colon y cáncer rectal.

En 2013, un metaanálisis llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (EE.UU.) reveló que las mujeres que bebían una taza de café cada día eran menos propensas a padecer cáncer de útero. El efecto beneficioso fue atribuido a algunas características del café como, por ejemplo, la reducción de la insulina en la sangre, mientras que la hiperinsulinemia influye directamente en este tipo de cáncer. De todos modos, los científicos advirtieron que se requieren más investigaciones.

Por último, de acuerdo con las recomendaciones dietéticas del Departamento de Agricultura de EE.UU. del año pasado, el consumo de tres a cinco tazas de café al día reduce el riesgo de diabetes tipo II en adultos, de enfermedades cardiovasculares y, posiblemente, de la enfermedad de Parkinson.

La cuestión es la temperatura y no la bebida

El reciente informe de la OMS mostró más serias preocupaciones acerca de la temperatura a la que se toman las bebidas, incluido el café, que sobre la bebida en sí.

Según afirmó el organismo, las bebidas muy calientes ―que son ingeridas a temperaturas de más de 65 grados Celsius, como es habitual en Asia y América del Sur― “probablemente” causan cáncer de esófago, pero tanto el café como el mate no tienen efecto cancerígeno si se consumen a temperatura “normal”.

Con lo cual, resume Slon, en este contexto “los europeos y los estadounidenses pueden estar tranquilos: en sus países el café y otras bebidas suelen consumirse a una temperatura no superior a los 60 grados Celsius (a lo que influye también la costumbre de añadir crema o leche que enfrían el café)”.

24 junio, 2016
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
alcohol

Dolor de cabeza, náuseas e incluso el arrepentimiento son algunas de las consecuencias desagradables que deja el beber alcohol. Los beneficios tras cesar el consumo aparecen en las primeras 24 horas.

alcohol

Una nueva guía elaborada por Niall Campbell, experto en adicción al alcohol del hospital Priory (suroeste de Londres, Reino Unido), revela lo que realmente sucede en nuestro cuerpo cuando se deja de beber alcohol mediante una línea de tiempo que plasma los beneficios progresivos, informa ‘Daily Mail‘.

– En 24 horas: El efecto más inmediato del exceso de alcohol es la resaca (guayabo). Puede sufrir sudoración o temblores y, en casos severos, convulsiones. Si renuncia a la bebida moderada, su cuerpo comenzará a eliminar el alcohol de su sistema dando comienzo a la ‘desintoxicación’. Su nivel de azúcar en sangre se normalizará, se sentirá mucho más lúcido, menos deprimido y tendrá más dinero en su billetera.

– En una semana: Comúnmente el alcohol va acompañado de noches con sueño intermitente. Después de unos siete días, sus patrones de sueño mejorarán.

– En quince días: El alcohol irrita fuertemente la mucosa del estómago y provoca síntomas tales como reflujo. Al dejar el alcohol, esto será cosa del pasado. Asimismo, comenzará a notar una pérdida de peso, ya que esta bebida contiene significativas calorías “ocultas” (y sin nutrientes): una copa de vino (250 mililitros) con un volumen del 13% de alcohol puede añadir 228 calorías a su cena.

– En 3-4 semanas: La alta presión arterial provocada por el alcohol comenzará a disminuir.

– En un mes: Se verá notablemente mejor. El alcohol es tóxico para el órgano más grande de su cuerpo: la piel. Las toxinas hacen que sea menos elástica y provoca su envejecimiento prematuro.

– En 4-8 semanas: Su hígado mejora y comienza a derramar el exceso de grasa. El beber en exceso provoca que se inflame, dando lugar a la llamada ‘hepatitis alcohólica’, una enfermedad silenciosa. En las primeras etapas, no se puede sentir, pero puede conducir a la cirrosis, que es permanente. Además, si usted es mujer, beber un par de copas de vino al día durante dos o tres semanas muy probablemente lleve al desarrollo del ‘hígado graso’, que ocurre cuando este órgano convierte la glucosa en grasa. El alcohol afecta la forma en que el hígado tolera la grasa, por lo que las células del hígado se llenan de esta.

– En 12 semanas: Beber en exceso hace que las células de la sangre se vuelvan más grandes y por lo tanto se canse más, porque no son capaces de transportar el oxígeno de manera eficiente a todo el cuerpo. Después de dejar el alcohol, los glóbulos rojos comenzarán a renovarse en un plazo de tres meses y se sentirá mucho más enérgico y saludable.

24 junio, 2016
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
cientifico

Un equipo de investigadores estadounidenses revelan que los tumores pueden adaptarse a organismos de diferentes especies y se puede transmitir incluso sin contacto directo.

cientifico

Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto un tipo de cáncer que puede ser transmitido entre diversas especies biológicas, según un estudio publicado en la revista ‘Nature’.

El virólogo Stephen Goff, de la Universidad de Columbia (EE.UU.), descubrió vez células cancerosas en las almejas comestibles ‘Mya arenaria’ el año pasado. Pero ahora, el equipo dirigido por Goff ha descubierto que esas células pueden transmitirse entre moluscos, incluso sin contacto directo.

Sin embargo, lo más preocupante, señalan los autores del estudio, es que estos tumores son capaces de infectar no solo a la especie de moluscos en la que fueron descubiertos inicialmente, sino también otras especies de invertebrados gasterópodos.

Estas células cancerosas son además capaces de adaptarse a un organismo diferente al del portador original.

Los científicos señalan que por el momento no pueden describir el mecanismo de propagación de la leucemia infecciosa, ni su formación ni el peligro que representa para las diferentes especies biológicas, especialmente para las que habitan en medios marinos.

24 junio, 2016
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
  • 1
  • 2